Científicos gallegos están creando un chip contra el cáncer infantil

El proyecto ganó la cuarta edición del desafío eDea Salud de la Fundación Pfizer

La startup compostelana BFlow, una spin-off de la Universidad de Santiago (USC), está desarrollando Brain-CTCure, un dispositivo para la detección precoz de las metástasis en el glioma pediátrico, un tipo de tumor del sistema nervioso central que es una de las principales causas de muerte asociadas al cáncer durante la infancia y uno de los cánceres más problemáticos a nivel de seguimiento del tratamiento y control. Se trata de un chip microfluídico que permite capturar y analizar las células tumorales a través con un único tubo de la sangre, facilitando el diagnóstico. El proyecto ha sido elegido como el ganador de la cuarta edición del desafío e-Dea Salud de la Fundación Pfizer.

Con el objetivo de mejorar el diagnóstico de este cáncer infantil, el equipo de BFlow, liderados por María Seoane y el científico Bruno Rodiño, está diseñando el dispositivo, un chip microfluídico de vidrio tallado con láser. Este dispositivo ya ha sido probado en otros tipos de células tumorales, como las epiteliales.María Seoane, CEO de BFlow, ha afirmado: «ser los ganadores de esta iniciativa supone el reconocimiento de una entidad distinguida y, gracias a la participación en el desafío, hemos logrado pulir ciertos aspectos. Además, esto nos permite darlo a conocer a todos los agentes del sistema».

La startup participará del programa de inmersión de Richi Foundation en Boston, que les permitirá «trabajar durante semanas junto a los equipos más avanzados en el ámbito de la biotecnología, para poder lanzar el producto y que se pueda aplicar en el tratamiento del cáncer infantil», según Seoane.«El chip está actualmente en fase de diseño. El objetivo del chip es poder detectar de manera temprana los tumores del sistema nervioso central. Para estos diagnósticos se suelen usar técnicas de diagnóstico por imagen nuclear PET. Lo que hace el dispositivo de microfluídica es detectar, con una pequeña muestra de sangre, las células cancerosas, facilitando el diagnóstico de esta enfermedad de una forma no invasiva», explicó Seoane.

Según la CEO, el proyecto avanza ahora en la búsqueda de opciones de financiación para llevarlo al mercado. «Esperamos que la idea salga al mercado y logre implementarse en los sistemas nacionales de salud, ya que así mejorará la supervivencia y la calidad de vida de estos pacientes pediátricos a un coste inferior que esto tendrá costes menores que los tratamientos actuales, permitiendo la detección y caracterización del tumor antes de realizar cirugía» dijo. El proyecto puede suponer un gran avance en el seguimiento del cáncer.

Por |2020-11-06T15:15:42+00:00noviembre 6th, 2020|News|Comentarios desactivados en Científicos gallegos están creando un chip contra el cáncer infantil

Maite Flores, en la cima de la óptica internacional

La profesora de la USC ha sido elegida secretaria de la sociedad europea de su especialidad

Maite Flores Arias acaba de ser elegida secretaria de la Sociedad Europea de Óptica. Profesora del área de Óptica del Departamento de Física Aplicada, Maite Flores coordina en la USC el Laboratorio Láser de Aceleración y lidera el grupo investigador Photonics4Life, reconocido en el 2019 con el Premio de Transferencia de Tecnología en Galicia. Accede al cargo con apoyo de una amplia mayoría del colectivo, lo que pone en valor su contribución a los avances de la ciencia a nivel internacional.

Por |2020-10-02T09:21:42+00:00septiembre 29th, 2020|News|Comentarios desactivados en Maite Flores, en la cima de la óptica internacional

Entrega de los premios de Transferencia de Tecnología y Periodismo de la RAGC 2019

Santiago de Compostela, 11 de diciembre de 2019.- El presidente de la Real Academia Gallega de Ciencias (RAGC), Juan M. Lema Rodicio, reivindicó hoy la figura de los grandes precursores de la transferencia de tecnología en Galicia como referentes necesarios para los investigadores y emprendedores. Durante la entrega de los Premios de Transferencia de Tecnología en Galicia, celebrada esta tarde en Santiago, Lema destacó la contribución de las figuras de Ricardo Bescansa, Francisco Guitián y Fernando Calvet –que dan nombre a las tres categorías de los galardones– a la puesta en valor del conocimiento científico en el mercado.

Los premios, que este año alcanzaron su quinta edición, reconocen las mejores prácticas de transferencia de conocimiento procedente de los organismos de investigación al tejido productivo, con una dotación de 6.000 euros netos en cada una de sus categorías. El certamen está promovido por la RAGC, con la colaboración de la Agencia Gallega de Innovación ( GAIN) de la Xunta de Galicia.

La directora de la GAIN, Patricia Argerey, subrayó que la transferencia de conocimiento y la comunicación de la ciencia son dos piezas clave en el impacto social de la ciencia y de la tecnología, en la medida en que contribuyen a que las actividades de I+D+i no se limiten a la obtención de beneficios económicos y de excelencia científico-tecnológica, sino que avancen en el bienestar social y en la sostenibilidad del planeta, en línea con un concepto que rige actualmente las políticas de innovación a nivel europeo, la investigación y la innovación responsable. Además, Argerey agradeció a la RAGC a colaboración en la organización de ambos certámenes y su papel de promoción social del conocimiento.

Participaron también en la entrega de los galardones el rector de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Antonio López; el rector de la Universidade da Coruña (UDC), Julio Abalde; y la vicerrectora de Transferencia de la Universidad de Vigo ( Uvigo), Mª Consuelo Pérez.

Durante la ceremonia se entregó también el Premio Galicia de Periodismo Científico, dotado con 4.000 euros netos. Silvia Rodríguez Pontevedra, redactora del diario Él País, fue galardonada como autora del reportaje titulado “Las congeladoras toman el timón en la carrera científica por la cría del pulpo”, publicado el 8 de enero de 2019 en la sección Materia y en el que se en la que se da cuenta de los enormes avances y del desembarco de grandes empresas congeladoras en los dos proyectos llevados a cabo por el CSIC y el IEO para avanzar en la acuicultura del pulpo.

Premio “Ricardo Bescansa Martínez”
El Premio “Ricardo Bescansa Martínez” reconoce el mejor caso de éxito empresarial de transferencia de tecnología. Segundo recordó Lema, Bescansa inició su trayectoria en el sector farmacéutico, imprimiéndole un claro carácter innovador a la actividad que continuó por tradición familiar. Con solo 18 años desarrolló un laxante y un tratamiento para la piel, aunque su interés por la tecnología lo acabó llevando a otro sector muy diferente: el de las telecomunicaciones. Con la fundación de Televés, Bescansa puso en marcha una corporación que hoy está formada por 22 empresas y es un referente en I+D en su sector.

El galardón en esta categoría fue recogido por Guillermo Lamelas, CEO de la spin- off de la UVigo Alén Space, dedicada a la fabricación de nanosatélites que permiten acceder a datos y comunicaciones que hasta hace poco solo estaban al alcance de gobiernos y grandes agencias espaciales. Lamelas expuso que los nanosatélites cambian las reglas del juego, permitiendo que las empresas puedan contar con sus propios satélites gracias a un coste hasta cien veces menor que los de los convencionales. En este sentido, destacó que los fabricados y lanzados por Alén Space tienen un nivel de éxito en sus misiones del 100%.

Premio “Francisco Guitián Ojea”

El premio “Francisco Guitián Ojea” destaca la mejor tecnología aun no transferida pero susceptible de ser aplicada al sector empresarial. Sobre Guitián, el presidente de la RAGC puso en valor su papel como impulsor del primer contrato de investigación de la USC con una empresa, la minera Río Tinto-Patiño, a lo que siguieron otros como los que se firmaron con Calfensa, todos ellos fruto del conocimiento aplicado sobre el análisis de suelos. Además, Lema recordó que la intensa colaboración de Guitián con la industria contribuyó de manera decisiva en el éxito de Sargadelos y permitió la creación del Instituto de Cerámica de Galicia.

El galardón fue recogido por María Teresa Flores, investigadora principal del grupo Photonics4 life de la USC, por su proyecto para fabricar modelos 3D capaces de reproducir sistemas biológicos sobre los que estudiar patologías o testar fármacos de manera más fiable. Según explicó Flores, el proyecto respondió a la demanda por parte del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela ( IDIS) de contar con arterias y venas artificiales en las que simular el comportamiento de fármacos para la arteriosclerosis. Después de diez años de trabajo, consiguieron fabricar una estructura de arterias capaz de soportar flujo sanguíneo y en las que se pueden hacer cultivos celulares.

Premio “Fernando Calvet Prats”
El premio “Fernando Calvet Prats” reconoce el mejor trabajo de tecnología ya transferida con éxito al sector empresarial. Tal y como recordó Lema, Calvet se preocupó por poner sus conocimientos en química orgánica al servicio de la sociedad casi desde el inicio de su carrera. El gran salto en este campo se produjo con la fundación de los Laboratorios Zeltia, donde en tan sólo un año y medio se patentaron más de diez especialidades farmacéuticas, además de la síntesis del famoso insecticida ZZ, en la que Calvet tuvo un papel fundamental.

El galardón fue recogido por Ana Belén Moldes, del grupo EQ10 de la UVigo, por el descubrimiento de la presencia de biosurfactantes, una clase de detergente biológico, en los residuos de la industria del maíz. Moldes destacó que los biosurfactantes son un mercado en expansión, con la expectativa de conseguir un valor de 5.500 millones de dólares a nivel mundial durante los próximos dos años. En este sentido, subrayó que los obtenidos en el marco de su trabajo ya demostraron sus propiedades como dispersantes, emulsionantes, protectores solares, antimicrobianos y antioxidantes, lo que generó gran interés en distintos sectores industriales y dio lugar ya a tres patentes, más otras dos en trámite.

Por |2020-10-02T09:17:43+00:00septiembre 23rd, 2020|News|Comentarios desactivados en Entrega de los premios de Transferencia de Tecnología y Periodismo de la RAGC 2019

Los proyectos de B-Flow, IDEA Ingeniería y GMV, finalistas del desafío e-DEA Salud 2020, de Fundación Pfizer, para optimizar el diagnóstico de las enfermedades raras

  • Se trata de un chip microfluídico para la detección precoz de metástasis de glioma pediátrico (B-Flow), un atlas del cuerpo humano en 3D que establece gemelos digitales para mejorar el diagnóstico (IDEA Ingeniería) y una solución para agilizar el diagnóstico y detectar casos no diagnosticados usando IA (GMV)
  • Las start-ups han realizado durante una semana un Design Sprint, la metodología de Google para innovar mejor y más rápido, para probar sus soluciones
  • La ganadora, que se conocerá próximamente, participará en el programa de inmersión de Richi Foundation en Boston y recibirá una beca de 1.500 euros

Madrid, 17 de septiembre de 2020. – La cuarta edición del “Desafío e-Dea Salud 2020”, de Fundación Pfizer, se lanzó bajo la premisa de buscar soluciones que permitan optimizar al máximo el proceso de diagnóstico de una enfermedad rara, minimizando el tiempo y proporcionando la mejor información posible. Tras la evaluación del comité, se han seleccionado tres proyectos finalistas: un chip microfluídico diseñado por la start-up gallega B-Flow, que permite detectar de forma precoz la metástasis de glioma pediátrico; un atlas del cuerpo humano en 3D de pacientes de todo el mundo que establece gemelos digitales para mejorar el diagnóstico, creado por la valenciana IDEA Ingeniería; y una solución desarrollada por GMV que emplea técnicas de Procesamiento de Lenguaje Natural e Inteligencia Artificial con las que extraer evidencia clínica de diversas fuentes para facilitar un diagnóstico más rápido y preciso.

Las tres start-ups acaban de participar en un Design Sprint, para comprender mejor las necesidades del sistema y ajustar sus propuestas antes de hacérselas llegar de nuevo al comité de evaluación, que hará público el ganador próximamente. Además, la Fundación Pfizer ofrecerá orientación a estos proyectos finalistas para que puedan aprovechar al máximo la oportunidad de participar en e-Dea Salud 2020. A través de este apoyo, la Fundación Pfizer les proporciona una mayor visibilidad dentro del ecosistema innovador, invitándoles a participar en eventos propios y de terceros, donde podrán presentar sus propuestas.

La Fundación Pfizer tiene como misión impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación y promover su acercamiento a la sociedad, para dar respuesta a las necesidades del sistema en beneficio de la salud y bienestar de la población. Este compromiso se traduce en iniciativas como las cuatro ediciones de e-Dea Salud.

Pedro Ignacio Moreno Cuéllar, director de la Unidad de Negocio de Transformación Digital de IDEA Ingeniería, considera que e-Dea Salud 2020 es un programa clave para la aceleración de ideas incipientes: “la oportunidad de juntar a profesionales de distintos campos, tanto del sanitario como del tecnológico, propicia que podamos avanzar de forma conjunta hacia nuevas aplicaciones de la tecnología que no habían sido contempladas”. “El Design Sprint nos ha permitido descubrir oportunidades de mejora. A partir de ahí, iteramos nuestra idea inicial y conseguimos un producto que se adaptaba mejor a las necesidades de la comunidad sanitaria y de los potenciales pacientes”, explica Moreno Cuéllar.

Por otro lado, María Seoane, CEO de B-Flow, afirma que “el programa nos ha brindado la oportunidad de impulsar nuestras líneas de desarrollo del proyecto de detección de células tumorales en población pediátrica. Gracias al Design Sprint hemos perfeccionado la visión sobre el proyecto, poniendo el foco sobre el impacto directo en usuarios y en sistemas sanitarios”. “Estas iniciativas permiten que los emprendedores puedan alcanzar el máximo potencial de sus proyectos, desde el desarrollo científico hasta la posible entrada en los mercados objetivos”, concluye Seoane.

De la misma manera, Javier Téllez, Health Innovation Manager de GMV, ha declarado que “esta experiencia nos ha servido para mejorar nuestro proyecto, ya que la visión y experiencia de nuestro mentor ha contribuido a descartar posibles vías de evolución que no mejoraban el impacto potencial ni en la labor de los especialistas ni en los resultados para los pacientes. Revisó nuestra idea, puso de manifiesto sus debilidades y nos explicó cómo sacar mayor partido de las fortalezas y extender el campo de visión del potencial producto”. “Ha sido una satisfacción ser finalistas porque significa todo un reconocimiento a un trabajo, y más cuando se produce en un entorno competitivo con un dominio médico tan relevante”, añade.

En este sentido, Sergio Rodríguez, presidente de la Fundación Pfizer, ha destacado que “gracias a iniciativas como e-Dea Salud se materializan proyectos que sirvan para satisfacer las necesidades de los pacientes y del sistema sanitario en su conjunto”. Además, ha añadido que “esta cuarta edición ha tratado un tema muy importante: el diagnóstico de las enfermedades raras. Se estima que entre el 6 y el 8% de la población mundial padece en la actualidad una enfermedad rara y la media de obtención del diagnóstico es de cinco años”.

El proyecto ganador podrá participar en el programa de inmersión que Richi Entrepreneurs, de Richi Childhood Cancer Foundation, organiza en Boston del 11 al 22 de enero de 2021, para trabajar con los profesionales que forman esta iniciativa que busca optimizar al máximo el proceso de diagnóstico de una enfermedad rara. De este modo, podrán desarrollar conjuntamente su estrategia y adquirir los conocimientos necesarios para desarrollar el proyecto. Los ganadores recibirán, además, una beca de 1.500 euros para seguir desarrollando sus iniciativas. Adicionalmente, la Fundación Pfizer podría dotar de una mentorización de hasta 4 meses a los proyectos finalistas, en función de los proyectos seleccionados y de las necesidades específicas.

Proyectos finalistas

B-Flow

La spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Santiago (IDIS) se establece en 2020 con la misión de proporcionar soluciones de microfluídica para retos en el ámbito sanitario y biotecnológico. Su proyecto consiste en un chip microfluídico para la detección precoz de metástasis de glioma pediátrico, una de las principales causas de muerte asociadas con el cáncer durante la infancia. La solución que aporta B-Flow es un dispositivo, ya testado en células tumorales, que pueda ser usado para purificar y analizar las células tumorales circulantes de gliomas infantiles a partir de la sangre.

IDEA Ingeniería

IDEA Ingeniería está especializada en la ingeniería básica y de detalle. Desarrolla sus actividades desde 2018 en Cartagena, Murcia. Su misión es implementar la transformación digital en todos los ámbitos de la ingeniería. El proyecto con el que se han proclamado finalistas es HUMAN DIGITAL TWIN. Con esta iniciativa se pretende emplear las herramientas de software BIM (Bulding Information Modeling) para generar un modelo virtual 3D del cuerpo humano con todas sus propiedades físico-químicas y mecánicas. Este modelo se conectaría con un histórico de datos de pacientes de todo el mundo y se podría a entablar correlaciones de alto nivel.

GMV

GMV es un grupo empresarial tecnológico español fundado en 1984, de capital privado, con presencia internacional que ofrece soluciones, servicios y productos en sectores muy diversos: salud, aeroespacial, Banca y Finanzas, Espacio, defensa y seguridad, ciberseguridad, sistemas inteligentes de transporte, automoción, telecomunicaciones y tecnologías de la Información para Administraciones Públicas y Gran Empresa. La solución desarrollada por GMV, R-Miner, permite reducir el tiempo que se emplea para el diagnóstico de enfermedades. Para ello aplica técnicas de Inteligencia Artificial como NPL (procesamiento del lenguaje natural), para extraer síntomas y otras evidencias de informes clínicos y de datos no estructurados. Esta tecnología no sólo permite reducir en un 30% el tiempo que emplea un especialista en llegar a un diagnóstico, sino que también permite identificar, dentro de la Historia Clínica Electrónica de organismos de salud, aquellas personas que sufren enfermedades raras y que no han sido diagnosticadas o se han diagnosticado de forma incorrecta.

Fundación Pfizer

La Fundación Pfizer cumplía el pasado año 20 años, redoblando su compromiso con el impulso de la ciencia, la tecnología y la innovación y con su acercamiento a la sociedad. Para ello, ha reforzado su apuesta estratégica por la innovación científica y tecnológica a través de la búsqueda de puentes entre la actividad investigadora y la sociedad, con el objetivo de que los avances científicos se traduzcan en una aplicación práctica en beneficio de las personas. Para más información: www.fundacionpfizer.org

Por |2020-10-02T09:18:01+00:00septiembre 17th, 2020|News|Comentarios desactivados en Los proyectos de B-Flow, IDEA Ingeniería y GMV, finalistas del desafío e-DEA Salud 2020, de Fundación Pfizer, para optimizar el diagnóstico de las enfermedades raras

Nace una nueva spin-off de la USC con aplicaciones para la salud e investigación

La tecnología de BFlow permite probar moléculas y fármacos en condiciones similares a las de un animal de investigación.

Tras años de trabajo e investigación en el área de la microfluídica, la fotónica y la biotecnología, acaba de constituirse como empresa BFlow una spin-off de la USC y el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), que forma parte del BioIncubatech.

Se trata de una iniciativa que fue posible gracias a la colaboración de un equipo de socios promotores como María Aymerich, Maite Flores, Ezequiel Álvarez o Alberto Pérez Muñuzuri, todos ellos investigadores que fueron imprescindibles para sacar adelante esta nueva empresa, que estará dirigida por María Seoane.

Según indicaron en un comunicado, BFlow pretende ofrecer soluciones de microfluídica gracias a un diseño personalizado y a la fabricación de un chip con microcanales sobre los que se puede realizar cultivos celulares. Así, en investigación preclínica, esta tecnología posibilita probar las moléculas y fármacos en unas condiciones muy similares a las de un ser vivo, por lo que, utilizada antes de pasar a la fase de ensayo con animales, permite identificar a los candidatos con más posibilidades de superar ese test, ahorrando tiempo, medios y costes, y reduciendo el número de animales de experimentación.

Los responsables aseguran que la solución de BFlow incorpora varias características únicas que la diferencian del resto de soluciones del mercado. Entre ellas, destacan la gran variedad de opciones de diseño de microcanal, así como de materiales. Todo, sin la necesidad de realizar prototipos, lo que la convierte en una alternativa de gran utilidad para los laboratorios y compañías farmacéuticas, al ofrecer una solución personalizada, puntera, rápida y económica.

Desde BioIncubatech aseguran que las soluciones de BFlow tienen un amplio campo de aplicación que va desde la cura de heridas hasta la minería o el tratamiento de residuos, una flexibilidad que se debe sobre todo a su capacidad de ofrecer información en tiempo real para una mejor monitorización en situaciones que requieran la aplicación de flujo.

La iniciativa, que lleva años fraguándose, cuenta con varias distinciones por su aplicabilidad e innovación. Destaca el Premio de transferencia de tecnología Francisco Guitián Ojea y también el galardón concedido a Jóvenes Investigadores Ernesto Viéitez, ambos otorgados por la Real Academia Galega de Ciencias. Además fue certificada como iniciativa Empresarial de Base Tecnológica por la Xunta de Galicia y fue galardonada como Mejor Idea Empresarial por la propia USC.

Asimismo, destacar que BioIncubatech, situada en el edificio Emprendia de la USC, es la primera bioincubadora de Galicia y la única e España especializada en proyectos biotecnológicos aplicados a la salud y al sector agroalimentario.

Conjuga unas infraestructuras de gran calidad con programas de incubación y aceleración, con el fin de atraer talentos de todo el mundo a Galicia. Esto le permite acoger actualmente hasta 22 proyectos, la mayoría de ellos enfocados a mejorar el sector de la salud.

Este innovador proyecto de la USC cuenta con la colaboración de Uninova y la Cámara de Comercio de Santiago y está financiado por la Fundación Incyde junto a la Axencia Galega de Innovación de la Xunta.

Por |2020-10-02T09:17:57+00:00julio 23rd, 2020|News|Comentarios desactivados en Nace una nueva spin-off de la USC con aplicaciones para la salud e investigación

IDIS Santiago-B-Flow: microfluídica con “organ on a chip”

El Instituto de Investigación Sanitaria Santiago y la Universidad de Santiago de Compostela acaban de crear B-Flow, una spin off que ofrece soluciones de microfluídica, utilizando “organ on a chip”. Realizan el diseño personalizado y fabrican por tecnología láser un chip con microcanales sobre los que se puede realizar cultivo celular y a los que se aplica una simulación de flujo. Esta tecnología permite probar las moléculas y fármacos en unas condiciones muy similares a las de un ser vivo, por lo que, empleada antes de pasar el test en animales, permite identificar los mejores candidatos a superar este test. De este modo reduce y racionaliza el tiempo de investigación, los costes y el número de animales de experimentación.
El uso de “organ- on-a-chip” personalizadas permite ofrecer gran variedad de opciones de diseño de microcanal y materiales empleados sin necesidad de realizar prototipos.
Capsula 01 ITEMAS II2006E2

LINK

Por |2020-10-02T09:17:51+00:00julio 23rd, 2020|News|Comentarios desactivados en IDIS Santiago-B-Flow: microfluídica con “organ on a chip”